jueves, 25 de junio de 2020

BALANCE JUNIOR FILIPENSES (PARTE 2)





⬆   AUDIO ENTREVISTA    

Pulsa "Play"  arriba en la imagen de "Sound Cloud" y escucha a la protagonista de la entrevista !!!




Ya pasadas unas semanas te permite poder valorar mejor desde la distancia todo lo sucedido esta temporada ¿qué cuerpo de te ha dejado esta temporada y su final?


Toño: Se nos ha escapado un sueño y un objetivo que estábamos cumpliendo con cada partido. La temporada se nos fue en el mejor momento, el equipo estaba fresco (física y mentalmente) y lo más importante, disfrutábamos con nuestro juego. Poder ganar a los grandes como al Leonés en “La Iglesia”, quien nos lo iba a decir… Gestionar un equipo en la categoría Junior no es fácil porque es una etapa difícil. Este grupo es de las excepciones porque no faltaban a los entrenos y eso me facilitaba la tarea. Aunque la plantilla era corta, tuvimos la suerte de poder contar con la ayuda de jugadores cadetes que subían el nivel del equipo siendo uno más del grupo. Al final nos quedamos con la duda de ver donde hubiésemos llegado.

Casi una década en las canchas y seguro que muchos recuerdos ¿no?

Pablo: Empecé en las escuelas porque había que hacer algún deporte y porque allí estaban todos mis amigos; ya en benjamín seguí porque me lo pasaba muy bien. En alevines la cosa ya se ponía más seria. Me acuerdo de una final escolar, si la ganábamos íbamos al sector. La jugamos contra el Palencia y la perdimos, fue un momento duro y lloramos mucho. Ya en infantil era adaptarnos al cambio de canasta y a la competición autonómica, era otra forma de jugar y no lo típico de “pasar y cortar”. En el segundo año ganamos la Copa de CyL de segunda división y también fuimos a la Final del Sector, un año muy bonito en el que nuestro entrenador era Sergio Cea. Al pasar a cadetes mejoramos mucho, en parte porque jugábamos en primera...pero me rompí el cúbito y el radio perdiéndome lo más importante de la temporada, encima acabamos desendiendo de categoría. En junior han sido nuestros mejores partidos jugando de “tú a tú” a todos los equipos y siendo nuestro primer año. En el segundo año ha sido el mejor con diferencia y no sólo por como hemos jugado, somos un grupo que nos llevamos muy bien y Toño que ha hecho un gran trabajo. También he tenido la suerte de subir alguna vez con los Senior y así poder ir adaptándome de cara al próximo año, porque es un baloncesto y una dinámica muy distinta.

Aunque seas joven, todo jugador suele tener sus momentos de dudas o puntos de inflexión en su trayectoria ¿has tenido alguno en estos años?

Juan: Momentos de baches en los que parece que no vas a salir de esto, sí que he tenido y todas las temporadas tienen algunos de esos momentos. Destaco el que tuve en Infantil ya que por varios motivos no tenía muchas ganas de jugar o fuese menos a los entrenos. Al final y poco a poco seguía de manera intermitente, aunque tenía el apoyo de mis padres para seguir en ello, seguí su consejo y ahora veo que hice bien. Pasado este año recuperé la ilusión por jugar, estar con mis compañeros y seguir conociendo gente. Otro bache ha sido este año contra Tormes en un partido muy raro y feo; yo acabé destrozado porque no jugué como quería y después de ese partido la cosa debía cambiar a nivel individual y como equipo, a partir de ahí todo fue mejor.

¿Hay ocasiones en las que un cambio físico, como te ocurrió a ti en la categoría cadete, puede dar la vuelta a tu situación deportiva y tener más relevancia en un equipo?

Pablo: Es un cambio que lo noté mucho en mi juego ya que siempre había jugado por fuera al ser pequeño y menudo, y cuando dí ese estirón de 15cm pasé a jugar por fuera. Era más alto que la mayoría de mis rivales, podía coger mas rebotes, jugar al poste si mi defensor era más bajo y como tenía la técnica de un jugador exterior, me hacía poder jugar en varias posiciones. Noté mucho como aumentó mi peso en el equipo, ya que el primer año de cadete jugaba poco y minutos sin importancia. En segundo año me convertí en un jugador más físico pudiendo enfrentarme a los jugadores más altos del otro equipo y al sentirme más importante en ataque podía tener más tiros. En junior se nota que la categoría es mucho más física, pero la adaptación ha sido muy buena.

Como capitán y jugador de último año ¿qué sensaciones te deja ascender de categoría y al año siguiente no poder disfrutar de lo logrado?

Juan: Esto nos lleva pasando desde que empezamos, ya que otras generaciones no son tan buenas (sean mayores o pequeñas). Si que fastidia más en el último año, ya que estar en segunda son partidos más fáciles generalmente, salvo este año que eran más duros. A mí no me gusta ganar partidos por muchos puntos, ganar a un rival así no es de mi gusto, me gustan más los partidos reñidos. Al final se trata de disfrutar de cada año lo mejor posible, sea en la categoría que sea, da rabia no poder hacerlo en caso de un ascenso...pero ya lo disfrutará la siguiente generación.

Dada tu experiencia como jugador de cantera ¿cómo ves que cada vez se incluya a más gente de fuera en estas categorías?

Pablo: Es un tema que hemos empezado a “sufrir” en concreto la temporada pasada con un pívot que nos destrozó por dentro. Fastidia mucho porque si no hubiese jugado nos podíamos haber clasificado para la Final Four y aunque duela, es lógico que los equipos fichen jugadores que destaquen de cara a un futuro para poder jugar con el primer el equipo. El problema que yo veo es que sólo se busca la superioridad física y que estén “mas hechos” para marcar diferencias en esa categoría, aunque a veces el tema de la edad en estos jugadores también sea dudosa. Al final está bien porque suben el nivel de la competición, pero no se tienen que olvidar que es una categoría de formación y es para esto, formar y no tanto para ganar un título.

Ya vista la manera de poner fin a la temporada ¿ese último partido contra el Leonés cobra un significado especial en tu trayectoria?

Juan: Es una pregunta complicada porque son muchos partidos y cada uno tiene su “cosa” especial. Recuerdo “airball” en un triple de Pablo en una final alevín a falta de 20 segundos, perdimos y en ese momento estás triste...pero ahora lo recuerdas y nos echamos unas risas. También recuerdo una final en Infantil que ganamos, encuentros de cruces contra Segovia, partidos a nivel individual muy buenos como contra Leonés o partidos en los que entro y logro revolucionar el partido.
Si tengo que quedarme con uno, es sin duda el último jugado contra el Leonés de este año. Ha sido muy especial y viendo ahora que, con todo esto, han sido mis últimos minutos como jugador Junior. Encima lograr también una victoria tan épica, es difícil de describir con palabras todo lo vivido en esos momentos. Cierto es que no ganamos más que el partido y no estábamos clasificados para la siguiente fase, pero yo tenía la sensación de haberlo ganado todo y por todo lo que rodea este momento, me quedo con este partido de todos los jugados.

Después de 10 años como jugador, tendrás algún partido grabado a fuego en la memoria ¿no?

Pablo: Puff… han sido muchos y de cada etapa tengo un par de ellos. Centrándome en esta temporada tengo dos, pero siempre centrándome en el trabajo del equipo, uno es personal y otro a nivel de equipo. El primero ha sido el partido contra San Pablo Burgos que terminamos ganando de 2 puntos y yo metí 29, ese partido me entraba todo y eso que era de los partidos que jugábamos contra los favoritos; lo hacíamos en casa y estábamos muy motivados demostrando que podíamos competir con cualquiera. El segundo fue el partido siguiente contra el Colegio Leonés ganando de 4 en su casa, no íbamos muy confiados porque allí sólo había ganado Valladolid. Hicimos un partido muy bueno y los cadetes también aportaron mucho, ha sido el mejor partido de equipo toda la temporada y luego resultó ser mi último partido como Junior, me quedo con las ganas de saber que hubiese pasado.

Me imagino que esta etapa Junior es un punto y seguido en tu trayectoria ¿cómo te planteas el futuro deportivo?

Juan: Aún estoy indeciso porque todavía no lo tengo claro, todo dependerá del lugar de donde vaya a estudiar. Seguir con el baloncesto lo voy hacer, me gusta el deporte y lo llevo haciendo toda la vida e intentaré seguir jugando al baloncesto allá donde vaya. Si por ejemplo estudio en Valladolid, me gustaría seguir jugando en Filipenses; y si voy a otra ciudad tendría que ver que hay. Es buscar un equipo Senior y ver que tipo de liga juega, no es lo mismo una liga universitaria que una liga Eba. Sé que no voy a vivir de esto, lo quiero hacer porque me gusta, para poder despejarme y disfrutar de este deporte que me ha aportado tanto. Echar un baloncesto siempre ayuda (risas).


Desde “MasQueBasketpal” doy las gracias a estos chicos y su entrenador por atender a esta web, dudando cero segundos en colaborar conmigo. Sólo tengo palabras buenas para vosotros y desearos lo mejor a cada uno de vosotros, sea cual sea vuestro futuro. Aquí tenéis a una web amiga para cualquier cosa, buena suerte !!!

I CAMPUS TECNIFICACION CB VILLAMURIEL

El CB Villamuriel presenta su primer Campus de Tecnificación organizado por el Ayuntamiento de Villamuriel de Cerrato y en colaboración de manera conjunta con la escuela de baloncesto, atletismo y fútbol de la localidad cerrateña. Os ofrecen un servicio de madrugadores y remolones para dar más facilidades a los papis y mamis.

Los niñ@s se pueden apuntar a cualquiera de las 3 modalidades realizando mayoritariamente el deporte al cual se apuntan, pero se realizarán actividades paralelas que se desarrollarán de manera conjunta. 
A mayores se van hacer charlas sobre primeros auxilios, práctica de otros deportes, piscina,... 
Todo esto con los protocolos anti Covid-19 y dando también un almuerzo saludable a los peques para que repongan todas las energías gastadas.

Desde ya mismo te puedes inscribir hasta el 6 de Julio, pero no lo dejes para muy tarde porque las plazas son limitadas !!!

Os dejamos toda la info que nos ha facilitado el Club y gracias por contar con esta web para darle difusión !!!




CAMPUS VERANO CB PALENCIA


El C.B. Palencia organiza la octava edición de su Campus de Verano para Julio y Agosto para que los peques vuelvan a sentir las ganas de jugar al baloncesto y tener un balón en sus manos.

También nos ofrece un buen programa de actividades dirigidas por entrenadores cualificados y con muchas ganas de divertirse enseñando a los peque de la casa, todo ello con un protocolo de seguridad para evitar el Covid-19. 

Os dejamos toda la info que nos ha facilitado el Club y gracias por contar con esta web para darle difusión !!!


  







miércoles, 24 de junio de 2020

ANGEL CHAVEZ



⬆   AUDIO ENTREVISTA    

Pulsa "Play"  arriba en la imagen de "Sound Cloud" y escucha al protagonista de la entrevista !!!




¿Quién es Ángel Chávez?


Me llamo Ángel Chávez Baquero, pero hay una pequeña historia en la familia y es que unos nos apellidamos “Cháves” y otros “Chávez”, cosas de los que trabajan en los registros de familia (risas). Tengo 36 añitos, natural de Palos de la Frontera (Huelva) y aunque soy andaluz de pura cepa ya estoy perdiendo algo el acento con todos lo años que llevo aquí. La mayor parte de mi vida he trabajado en la construcción y ahora, desde que estoy en Palencia, trabajo en Fasa Renault. En estos 5 años aquí, he tenido la suerte de poder seguir disfrutando del baloncesto en el C.B. Palencia y en Filipenses.


Después de más de tres décadas jugando al baket ¿Cómo fueron tus inicios?

Uff.. tres décadas, que viejo soy (risas). Pues comencé a jugar al baloncesto en el cole con 6 añitos, como cualquier niño; y la verdad que no sé porqué, con esa edad, algo se me pasaría por la cabeza que me hizo comenzar a jugar. Sí que puedo decir que me enganché muy rápido, entre el baloncesto y el colegio casi no paraba por casa. Ha sido una época muy bonita, con muchos recuerdos y gente conocida con la que aún guardo contacto y somos amigos. Siempre que nos llamamos recordamos esos momentos y no podemos evitar que se nos escape una sonrisa.


Todo niño sueña con jugar en la élite, habiendo estado en varias preselecciones y no dar ese paso más ¿cuesta digerir el no poder avanzar más?


Eso eran palabras mayores para mí. Si que tuve la oportunidad de ir a preselecciones siendo jugador de escuela. Sí que puedo decir que al club del C.B. Palos le considero como mi casa y siempre que voy allí, así me lo transmiten ellos. Por esos años sí tenían un equipo profesional en Liga Eba y sí que, como canterano, tuve el sueño de jugar en el primer equipo. Me dieron esa oportunidad de poder entrenar y jugar con ellos algún minutillo. No me costó digerir no progresar más, ya que por circunstancias de la vida me tuve que poner a trabajar pronto.


Compaginando trabajo y deporte durante años, haces las maletas y decides venir al norte en una decisión dura de tomar y asimilar ¿Cómo es el momento de tomar esa decisión?


Pues de tomar no tanto...era lo que quería, ya que tengo aquí a mi pareja y era lo que necesitaba. Ha sido más duro de asimilar, el dejar a mi familia y amigos e irme a tantos kilómetros. Soy una persona muy familiar y muy de amigos, disfruto mucho estando juntos. En esos momentos el apoyo de todo mi entorno resultó clave, sin ellos no hubiese sido posible dar ese paso. Ya llevo 5 felices años aquí y estoy muy orgulloso, arriesgué todo por estar en Palencia y no me arrepiento de nada.


Me ha dicho un pajarito que bailas muy bien “salsa” ¿Son ciertos esos rumores que eras profesor de baile? (risas)


Pues ese pajarito te ha informado bien (risas). He bailado durante muchos años, aunque ahora lo tengo abandonado. Estuve varios años bailando con mis hermanos en una academia. La profesora me propuso bailar con ella y disfrutamos mucho de esa experiencia yendo a bailar a congresos, ferias o actos. Recomiendo que a todo aquel que le guste se anime a hacerlo porque lo va a disfrutar muchísimo.


Llegas a Palencia y buscas un equipo en el que seguir jugando ¿Nos cuentas cómo fue esta búsqueda?


La búsqueda la hice con tiempo, estando aún en Huelva, ya tenía fecha para venir aquí y quería dejar las cosas hechas. Miré por internet y mandé un mail al C.B.P. y me puse en contacto con Alberto Roda (entrenador del 1ª Nacional). Le comenté que me gustaría entrar en la dinámica del equipo y, cuando llegué a Palencia, me puse a entrenar con ellos. Después de varios entrenos, como ambos estábamos contentos, optaron por hacerme ficha con el primer equipo y les estoy muy agradecido por la oportunidad que me dieron durante 4 años.


Tras 3 temporadas en el C.B. Palencia ¿Cómo valoras esta etapa?


Muy buena, tengo unos grandes recuerdos. Muy agradecido en lo personal con todos (directiva, entrenadores y jugadores) ya que se portaron conmigo de una manera increíble, desde el primer día, dándome apoyo y cualquier cosa que necesitara. A nivel deportivo, no se pudo lograr cosas en la competición, pero sí es de valorar que con un equipo tan joven se diese tanta guerra y se compitiese en cada partido, dando todo en cada entreno, gente muy comprometida…Me consideraba el “abuelo” y ver como, día tras día, se disfrutaba del baloncesto a pesar de los resultados que teníamos.


Por las circunstancias que nos has dicho antes, recalas en Filipenses ¿Cómo planteabas tu incorporación a un nuevo Club y rival en años anteriores?


Con mucha ilusión. Estaba en Huelva de vacaciones y, sabiendo que el C.B.P. no sacaría esa temporada equipo, me puse en contacto con Alberto Padilla y me propuso entrar en la plantilla. Evidentemente dije que sí. Sobre lo de encontrarme con unos compañeros que habían sido mis rivales, al final lo que sucede en la pista se queda en la pista. Si que hay un “run run” de que soy cañero jugando (risas), pero solo es un “run run”(más risas). Hay que conocernos personalmente y es lo que realmente importa.


Sin duda que este año en Filipenses a nivel deportivo resultó inmejorable. A nivel humano era un bloque, un conjunto de un todo, unos lazos personales mas allá de la pista ¿Tú cómo lo viviste?


Uff.. un año para enmarcar y no olvidar nunca. Lo he vivido de una manera increíble. Cada cosa que pasaba al momento llamaba a mi familia para contárselo. Estaban muy lejos y ha sido una pena que no hayan podido vivirlo conmigo. El grupo humano que se ha creado es lo que ha llevado a conseguir todo esto, un EQUIPO con todas las letras. Cuando se disfruta con los compañeros, eso se nota en la pista porque todos vamos a una. No sólo lo conseguido en lo deportivo, simplemente ver cuando nos juntamos a comer en mi finca y mirar a casi 40 personas allí juntas, eso lo dice todo. Me cuesta destacar un momento, aunque quizás el partido de la fase de ascenso ante Venta de Baños en el que lloramos todos, incluido tú, por todo lo que significó.


Se consuma el ascenso a EBA y aunque se cuenta contigo, decides que no continuas . Seguro que ha sido una decisión entre la razón y el corazón ¿Cómo fueron esos días deshojando la margarita?


Una decisión muy dura, incluso no dormía, y en el trabajo estaba dándole vueltas a todo. Alberto no paraba de buscar fórmulas para que pudiese seguir vinculado al equipo, y me sentía mal por no saber qué hacer. Es mi deporte y mi pasión. Mi decisión ha sido sopesar mi trabajo en Fasa, ya que es muy duro físicamente trabajar allí y no iba a poder aguantar el ritmo de entrenos, la exigencia de la competición o los viajes tan largos. Y eso que el año anterior, cuando salía de trabajar a las 22h, me iba a toda prisa a entrenar aunque sólo fuesen 45 minutos; después de mi jornada laboral de 8 horas de trabajo en cadena. La decisión se la dije a Alberto mientras me encontraba en mi trabajo, porque ya no podía más con esta situación, era mucho peso para mí en lo personal.


¿Cómo está siendo esta etapa sin Baloncesto?


Se echa mucho de menos todo lo que conlleva el baloncesto. El entrenar, los viajes, las cenitas…y si te paras a pensarlo, es duro. Desde que vine a vivir a la finca intento estar entretenido haciendo deporte o cosillas en la finca para poder distraerme y no pensar en ello, se echa mucho de menos.


¿Te atrae la idea de ser entrenador o seguir vinculado activamente en el baloncesto?

Me lo han propuesto, pero no es una idea que me atraiga y ya me lo propusieron en el C.B.P.. Ser entrenador es muy sacrificado, es una actividad que conlleva mucho tiempo entre entrenos y partidos. Seguir vinculado al baloncesto si que me gustaría, pero no sé en qué. Ahora que soy joven me gustaría seguir jugando y cuando ya no sea tan joven continuaré vinculado, pero no sé de que manera.


¿Tienes una frase que te defina?


Frase como tal no, si tuviese que decir algo sería que “Hay que ser uno mismo”. Tengo un tatuaje en el brazo que me hice hace años por una cosa personal y dice en pocas palabras que “hay que disfrutar de la vida porque no sabes lo que va a pasar de un día a otro”. Eso sí que lo llevo a rajatabla en mi vida, hacer lo que yo quiera y no lo que la gente me diga que haga.











Para ir acabando, quiero dar las gracias a Ángel por sacar un rato de su tiempo y también por regalarme su amistad en el poco tiempo que nos conocemos. Aún me emociono cada vez que recuerdo ese momento de la fase de ascenso, muchas cosas vividas como nervios, organización y como bien tu decías antes, alguna que otra lágrima. Gracias por aquel abrazo Ángel.

jueves, 18 de junio de 2020

GO ON


GO ON” es una tienda ropa y calzado con las mejores marcas de mercado como Levi’s, Nike, Adidas, Carhartt, Vans, Helly Hansen, Ellesse, Herschel, New balance, North Face, Converse, Barts, Kaotiko, Tipi Tent, ... y donde te encontrarás con el mejor asesoramiento personalizado. También tenemos una sección de movilidad con Longboard, Skate y Patinetes para niños y mayores. Puedes comprar nuestros artículos en www.goonshop.es
Dirección :
GO ON (PALENCIA)
Colon 29
979006824
10h-14h y 17h-20:30h de Lunes a Sábado

GO ON (VALLADOLID)
Teresa gil 23
983208620
10
h-21h de Lunes a Sábado




sábado, 13 de junio de 2020

MATILDE CUENCA




⬆   AUDIO ENTREVISTA    

Pulsa "Play"  arriba en la imagen de "Sound Cloud" y escucha a la protagonista de la entrevista !!!







Después de toda una vida ligada a un Club, primero como jugadora y luego asumiendo las riendas del mismo, y echando la vista atrás ¿Cuál ha sido la clave para lograr una gestión tan buena en un tiempo tan breve?

Una de las claves viene de las directivas en las que formaba parte como secretaria cuando el equipo estaba en Primera Nacional. Teníamos claro ciertos matices y siempre trabajando desde la humildad y sin tener límites, pensando y soñando al tiempo que estaban los pies en el suelo. Soñando en el contexto de que aunque seamos una ciudad pequeña, no es menos importante,y hay que hacer las cosas bien y contratar a alguien profesional como Rubén Perelló, que entendió la filosofía del Club y la ha llevado a capa y espada.
Se ha trabajado muy bien en equipo, tanto la parte directiva como la deportiva. Sabiendo dividir y respetar el área de cada uno de nosotros, siempre confiando en el otro. Tenemos claro la manera de trabajar y cómo hacerlo, nadie se entromete en el campo del otro, al revés, se comparte y se respeta y cuando se dice algo es para mejorar.

En el aspecto personal, profesional y como mujer ¿Cuál piensas que es tu granito de arena a este proyecto?

Lo que he ido viendo como presidenta en estos 2 años estando en contacto con el primer equipo y con la cantera, considero que es una manera diferente de hacer las cosas por ser mujer, no digo que sea ni mejor ni peor, sino diferente. También aportando parte de mi profesión que al final es como yo soy, no sólo cuando trabajo en mi despacho haciendo sesiones de coaching con empresas o dando clases de formación para mejorar el rendimiento en el estudio. Es algo de mi profesión que no puedo evitar hacer, observar como se comporta cada persona y empatizar con facilidad para poder estar ahí. Yo creo que lo que aporto y dicen que aporto, como los jugadores, que me ven más que como una presidenta, como una “segunda madre”, como alguien que esta cerca y vive sus problemas con ellos de otra forma. He podido disfrutar de muchas actividades, compartidas con los objetivos del primer equipo y que enlazadas junto con las de Rubén Perelló (Entrenador) hacían que dentro del equipo nos sintiésemos más una familia. Al final el C.B. Almansa es nuestro lema y sello de identidad, más que crear equipos es hacer una familia, es una filosofía de trabajo y eso ha sido para mí más fácil a la hora de trabajar como mujer y a la hora de empatizar con todos ellos.

En esta temporada 19/20 a pesar de hacer una buena plantilla y un quinteto titular muy fuerte, en los primeros partidos se escapaba la victoria ¿tuviste miedo de que fuese un año más duro de lo normal?

La verdad que miedo no, para mí era respeto. Recuerdo cuando hablaba con Rubén antes de comenzar con fichajes y demás asuntos, él siempre es muy honesto en esas cosas, y me dijo: “Mati, hay que estar preparado porque ésto puede ser muy duro. Tenemos un presupuesto muy ajustado para elaborar una plantilla, es una liga muy fuerte y sólida en la que vienen equipos muy asentados y será muy difícil hacerse un hueco”. Después de estas derrotas iniciales el equipo siempre estaba esperanzado en que pudiesen llegar las victorias, pero cada derrota también nos iba haciendo más fuertes; incluso nos vino muy bien a nivel local porque era un año en el que teníamos claro que había que saber disfrutar de las victorias y de las derrotas, pero todos juntos. Este momento puso a prueba a la afición y respondieron muy bien (aunque siempre hay de todo) alentando al equipo en la calle, eso quiere decir que la fórmula estaba bien y estábamos cerca de conseguirlo. Vivir esta primera parte de derrotas, en parte, ha sido una suerte para poner los pies más en el suelo, para amarrarnos y trabajar más fuerte. Esta categoría es muy dura pero poco a poco hemos ido trabajando hasta lograr las victorias.

Todas las personas y equipos que han viajado hasta vuestra cancha elogian el respeto y la buena afición que tiene Almansa, seguro que ir con ellos de la mano en todos estos años ayuda mucho ¿no?

Es algo muy bonito de vivir y que nació en la Bombonera de manera espontánea. Desde el Club somos espejo de la afición y siempre hemos trabajado desde el respeto, no hemos tenido una mala palabra contra el rival sino todo lo contrario. Esto también acompaña al deporte y son muchas familias las que vienen a disfrutar esos partidos, esto hace que un Club crezca más y hace que la fuerza de la Bombonera nos diese a la directiva un impulso para ir afrontando nuevos retos como jugar este año en Leb Oro. Ha sido un disfrute ver como cada equipo alababa a nuestra afición y valoraba nuestro trabajo, sobretodo un “10” por nuestra afición porque nuestros rivales, ganando o perdiendo, se han ido muy satisfechos de sentir una afición, un valor sobre este deporte y disfrutando de cada partido sabiendo apreciar las victorias del rival y aplaudirlas. Esto es muy mágico de comprender, entender esa sinergia entre el primer equipo y la afición, partiendo que el deporte es respeto y que hay que saber aprender de los rivales. Cuando se tiene claro ésto, se crece en todos los sentidos.

¿Cómo valoras y qué sensaciones te ha dejado esta primera temporada en Leb Oro?

Ha sido una temporada agridulce y de mucho más trabajo, en este salto de categoría lo hemos notado más. Aun teniendo mi negocio, este año he empeñado el 80% de mi tiempo y es que, a fecha de hoy, la directiva trabajamos de forma altruista y estamos trabajando para que en un futuro cambie la estructura y forma de la directiva, pero ahora es así y funciona de esta manera. Ha sido un trabajo duro, pero lo hemos hecho con sumo gusto porque queríamos apostar por ello y vivir esta experiencia. Ahora el sabor es agridulce porque aún faltaban partidos por venir, había mucho trabajo detrás y mucho basket que disfrutar. Yo me quedo con la parte positiva y es que mantenemos la categoría. Ya estamos trabajando valorando todo lo vivido este año e intentando solidificar este proyecto no sólo deportivo, sino también administrativo para poder disfrutar otro año más en esta categoría.

Mirando a la próxima temporada ¿en qué líneas de trabajo se está basando el Club?

Lo que sí nos planteamos como objetivo es conseguir un patrocinador principal o varios patrocinadores principales. Aunque trabajamos con AFANION (asociación de familias de niños con cáncer) que no es un patrocinio como tal, es más un patrocinio inverso. Nosotros les aportamos una cuantía de dinero por las entradas de los partidos y en temporadas anteriores a rondado un importe entre 6000€ y 7000€ aproximadamente.
Estos patrocinios no recaerían sólo en el primer equipo, que es la referencia de nuestra cantera y de nuestras familias, sino que también es para reforzar la cantera con proyectos de coaching o psicología, firmando convenios con universidades e instituciones para chavales que puedan salir a estudiar. A nivel directivo, entrará alguna figura en la que se pueda generar esta estabilidad y esta atención que requiere este puesto, ya que prácticamente lleva el 100%. A nivel administrativo, también queremos reforzar nuestra estructura organizativa, porque lo hecho hasta ahora funciona y queremos mejorarlo.
En la faceta deportiva, seguir confiando en nuestro director deportivo, nuestra línea deportiva va buscando el “perfil CBA”, es decir, que no sólo hace bien su trabajo por su talento sino que también entiende y comprende este proyecto para empatizar a la vez que se conecta con la afición. Al final somos una pequeña ciudad con una estructura diferente a la de otros clubs a nivel deportivo, nuestras instalaciones son municipales y las compartimos con otros deportes,...



Desde “MasQueBasketpal” damos las gracias a Matilde Cuenca por atendernos y ser tan clara en sus repuestas y por su cercanía, y también agradecer a María Belén Belotto (Jefa de Prensa) por las facilidades para esta entrevista y por las fotos que ha cedido para el artículo. Aunque aún queda lejos, muchas suerte para esta temporada 20/21 y aquí teneis una web amiga para lo que necesitéis.