Entrada destacada

Colaboración Navideña con la Fundación San Cebrián

Se acercan fechas señaladas para estar rodeados de las personas mas importantes para nosotros y en esta web vamos a aportar nuestro granito ...

viernes, 29 de mayo de 2020

JORDI GRIMAU




⬆   AUDIO ENTREVISTA    

Pulsa "Play"  arriba en la imagen de "Sound Cloud" y escucha al protagonista de la entrevista !!!






¿Te ha parecido un final cruel a tu temporada y a la del equipo, dado que era tu mejor momento desde que llegaste al Palencia Baloncesto y la buena dinámica en la que estaba el equipo?

Temporada 17/18
No sé si cruel es la palabra, pero si que me deja con un sabor de boca agridulce. Creo que estaba en un muy buen momento. Desde el inicio le di la vuelta a una situación que, a priori, era complicada para mí y me gané un sitio desde el principio; al principio más pequeño pero estaba justo en un momento donde se había olvidado todo ya y creo que estaba jugando lo que me merecía, incluso por delante de algunos compañeros de posición, haciéndolo a un buen nivel y apoyando en todas las facetas. Al final nunca sabremos lo que podría haber pasado, pero el equipo estaba para dar un par de pasos adelante y yo estaba ayudando y empujando bastante en esa dirección y sí, te quedas con ese sabor raro del no saber que hubiera pasado.

A mi parecer, has cambiado de rol cada temporada durante estos 3 años ¿Lo has visto así?

Más que cambiar de rol, como todo en la vida, hay que adaptarse. El primer año fue el de bajar de categoría, después de jugar 12 años en ACB; creo que hice una buena temporada a nivel individual y el equipo acabó compitiendo muy bien.
El segundo año arrastraba un problema en el pie del primer año e intenté tirar toda la temporada sin parar porque consideraba que debía ayudar al equipo; y eso condicionó mucho mi rendimiento, mi eficiencia y mi eficacia en los partidos. Creo que me “etiquetó” de mala manera porque, al solo evaluarme por el rendimiento de esos meses, me situó en una posición que no consideré justa. Dicho esto, en esa temporada hice 10 puntos y 4 asistencias de media por lo que en ningún caso fue una temporada desastrosa, contando todos los problemas físicos que tuve.
Esta tercera temporada empezó condicionada por la anterior. Había sido un verano difícil porque el Club me planteó la situación de no continuar. Yo decidí, en acuerdo con el Club, que quería hacer valer mi contrato porque me sentía con fuerzas, me encontraba bien del pie y creía que, al 100% de condiciones, podría competir con quien viniera; me ganaría mi sitio, respetando a todo el mundo, animando y cumpliendo mi papel. Con buena cara, una sonrisa y trabajando mucho esperé que llegase mi momento en la cancha y creo que cumplí casi todos los partidos; me volví a sentir importante dentro del grupo.

¿Te ha afectado o te has sentido presionado por ser en ocasiones el objeto de las críticas?

Temporada 18/19
El tema de la presión no es algo que lleve mal, no lo digo por falsa modestia. Ni los momentos de positivismo o críticas me han llegado a afectar nunca, ni aquí en Palencia ni en cualquier otro sitio; creo que lo he sabido manejar muy bien y de hecho, en muchos momentos me ha servido de motivación. En Palencia no me he sentido especialmente criticado pero si es verdad que las dinámicas en las que te metes y que te dejan señalado, ayuda a que una parte minoritaria de la afición se anime a remar en la dirección más fácil. Entiendo que sí, durante el verano pasado se publicaron muchas cosas en prensa que no eran del todo ciertas como que no debía continuar, cosas contractuales,...y nunca hubo ningún problema con el club o Carles Marco. Si la gente se queda con ese contexto luego lo fácil es apretar por ese lado, pero no me he sentido criticado o maltratado en ningún caso, y eso que mi situación esta temporada era algo particular teniendo que comenzar de cero. Me tenía que ganar a todo el mundo y creo que lo he conseguido y estoy orgulloso de ello. Aunque honestamente era difícil, mucha gente me ha tratado con respeto y admiración pero cada uno es libre de opinar lo que quiera.


¿Nos metemos como aficionados en una “rueda de hamster” por las expectativas o malas dinámicas que pueden existir durante una temporada?

Por las experiencias en Palencia, la gente tiene unas expectativas altas por la época dorada que ha vivido el Club. Todo esto a podido condicionar un poco la forma de pensar de la afición y también lo entiendo, viniendo de una cultura ganadora. El Club, con el mismo presupuesto, se ha posicionado en un lugar distinto a los de esos años. Siendo el séptimo presupuesto, se deben moderar las expectativas y controlar la euforia, como estos dos últimos años en los que hemos empezado muy bien y parece que ya está hecho el ascenso. Eso creo que nos hace no disfrutar de los pequeños momentos, como ver cada viernes el Pabellón lleno, tener la sensación de que si no vas segundo o tercero es un fracaso,… Creo que hay que adecuar las expectativas del Club a cada momento de la temporada y eso ayudará a estar tranquilos disfrutando de esos pequeños momentos.

No eres un jugador que le queme el balón en los momentos calientes del partido, de hecho, podías fallar un tiro y lo volvías a intentar de nuevo. En estas ocasiones ¿la única derrota es no intentarlo?

Temporada 19/20
Siempre he sido un jugador muy respetuoso con los roles del equipo y siempre he tenido claro lo que podía o no podía hacer. Estos tres últimos años y con una edad más madura, creo que en contadas ocasiones he tenido una selección de tiro mala. Cuando he tenido que forzar tiros era porque ese era mi rol, me lo permitía el entrenador y porque los tiros que cogía eran buenos como para renunciar a ellos. Es mas grave el error de no cogerlo que decidir fallarlo; y esto es perjudicial para la dinámica o el entorno del equipo. Entiendo que el entorno más fácil vea que fallas 3 tiros y si fallas el cuarto no le gusta. La verdad es que nunca me he mezclado con las sensaciones del entorno fuesen buenas o malas. He jugado con esas sensaciones que tenía en cada momento y no con el miedo de lo que pudiesen decir.

¿Cómo valoras la decisión de los ascensos contando que en una liga tan igualada todavía faltaba un tercio de los partidos por disputar?

Con respecto a los ascensos, por norma general, no es justo ya que faltaba bastante por jugar y ver quien ascendía de forma deportiva. Pero atendiendo a la situación que hemos vivido, ya que se ha cancelado la liga, de forma correcta, que no estaba claro que se pudiesen mantener las condiciones sanitarias y de seguridad para los que formamos parte del juego y también por hacerlo sin público; creo que no eran condiciones idóneas para seguir jugando.
Dentro de este contexto si que considero que lo más justo es que suban los dos primeros clasificados, aunque, atendiendo a temas deportivos quedaban unas 10 jornadas y habría que ver lo que hubiera pasado. Pero Valladolid ha hecho una gran temporada, tienen un mérito enorme lo que han hecho y merece estar arriba.

Finalizado ya tu contrato en Palencia ¿Cuál es el nuevo horizonte deportivo que tienes en mente?


Después de como ha ido la temporada, tengo claro que voy a seguir jugando porque físicamente me he encontrado muy bien. Venía de un año anterior muy duro y hasta yo me he sorprendido de ponerme a un nivel tan alto. He estado compitiendo con compañeros 12 años menos que yo y he quedado primero en casi todas las pruebas físicas o corporales que hemos hecho esta temporada y me he sentido a un nivel alto. Ahora mi categoría natural es la Leb Oro, la gente ha podido ver y valorar mi trabajo sin estar lastrado por las lesiones, he vuelto a hacer buenos partidos y sé que soy válido. Tengo la sensación de que voy a tener equipos interesados en mí y voy a poder seguir jugando, es lo que quiero. Yo he planteado al Club, por lo a gusto que estoy, que mi situación prioritaria es poder continuar en Palencia siendo el capitán del equipo y ayudar a mis compañeros que vengan o ayudar a levantar esto con la crisis que se nos viene encima. Si el Club apuesta por esta línea de continuidad y si cuentan conmigo, tienen mi interés sobre la mesa para continuar. En esta labor de capitán he entendido los valores del Club y la cultura general de la ciudad. Al estar al lado del aficionado, me he acercado mucho a todo lo que quería Carles y me encantaría continuar pero no sé si va a ocurrir con todo esto que ha pasado. Todo muy incierto y aun no nos hemos sentado para hablar definitivamente.



Para ir acabando damos las gracias a Jordi Grimau por sacar un ratito de sus vacaciones para poder responder a las preguntas que se le han hecho y desearle un feliz verano a él y toda su familia. También agradecer a la Jefa de Prensa de “Palencia Baloncesto”, Sara Sánchez, las facilidades y gestiones para poder realizar esta entrevista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario