Entrada destacada

Colaboración Navideña con la Fundación San Cebrián

Se acercan fechas señaladas para estar rodeados de las personas mas importantes para nosotros y en esta web vamos a aportar nuestro granito ...

domingo, 16 de agosto de 2020

MARIO GONZALEZ



  👆 AUDIO ENTREVISTA 👆    

Pulsa "Play"  arriba en la imagen de "Sound Cloud" y escucha al protagonista de la entrevista !!!



¿Quién es Mario González?

Una persona que se siente bastante extraña siendo entrevistada pero que lo acepta con la misma ilusión que mostraste tú cuando aceptaste colaborar en el programa que hago. En realidad, soy un chico de Palencia inquieto y honesto que trabaja como periodista en una televisión local y regional. Suelo escribir sobre varios temas que suelen necesitar una etiqueta detrás, para algunos soy “periodista deportivo”, para otros “periodista taurino” o “periodista cultural” pero a mí no me gustan demasiado estos apellidos al oficio porque parece que te limitan y a mí lo que más me llama la atención de este trabajo es contar historias interesantes sobre cualquier tema.

¿Por qué decidiste ser periodista?

Si te respondo con sinceridad tengo que decirte que no lo sé. De pequeño, en el colegio, fundé una especie de periódico que escribía en el recreo y siempre he admirado y defendido el trabajo de los periodistas, pero sería romantizar mi pasado decir que desde pequeño lo tuve claro. Era una de las cosas que quería ser, pero también quería ser astrónomo o guionista de cine porque siento mucho interés por muchas cosas. Incluso trabajando ahora he terminado toda la formación de un máster de marketing digital porque me gusta aprender aspectos distintos. Así que supongo que soy periodista por culpa de muchas casualidades que me llevaron a no dudar a la hora de tomar una decisión que tampoco tenía tan clara.

Empezaste vinculado al mundo taurino en el programa “Grana y Oro” de La 8 Palencia, también te hemos podido ver en “5 minutos con Mario” entre otros y lo más nuevo es “Uno:Uno”. ¿Cómo has visto tu evolución en estos años y como ves tu futuro o donde te gustaría llegar?

Entré en la tele con 22 años como becario. Aprendí mucho y me ofrecieron mantener la vinculación como colaborador. Unos meses más tarde hubo una baja y era para el puesto de redactor de Grana y Oro, el programa de toros de CyLTV y yo, en realidad, no tenía ni idea de toros pero el director decidió apostar por mí y fue una inmensa suerte. ¿Un puesto de trabajo de lo que he estudiado, en plena crisis económica, estable y al lado de casa? Es triste pero es una oportunidad que muchos compañeros con mucho talento ni tan siquiera han tenido.

Me tocó aprender mucho y evolucionar rápido y todavía mantengo esa responsabilidad pero en mi horario laboral me queda libre algo de tiempo y tengo la fortuna de poder desarrollar otros proyectos. Entrené con deportistas para contar su día a día, busco vídeos divertidos de YouTube y los emito cada semana, entrevisté a deportistas retirados, he impulsado un programa cultural con una estética y unos temas que he intentado que fueran más rompedores de lo habitual, grabo reportajes cada semana en empresas, elaboro un bloque de más de media hora sobre el Palencia Baloncesto que se emite dentro de La Jornada y que no ha sido dos años igual o colaboro en el día a día de los informativos además de escribir sobre toda la actualidad taurina. También procuro estar abierto a cualquier historia, durante el confinamiento por ejemplo grabamos actuaciones en el Teatro Principal vacío, me parecía algo muy estimulante. He crecido mucho en todo este tiempo porque han pasado nueve años y es una edad decisiva en la que dejas de ser un chaval recién salido de la carrera para ser un adulto con un criterio propio. Y respecto al futuro, bueno, igual que he crecido en todos estos años aspiro a seguir haciéndolo.

En la actualidad, el espacio que dedicas a Palencia Baloncesto en el programa de los lunes en “La jornada” ya es todo un fijo para los aficionados. ¿Cómo te embarcas en esta aventura?

Yo empecé a ir al pabellón con 13 o 14 años porque un profesor nos conseguía entradas, cuando el equipo era el Ciudad de Palencia y el MVP era Chopo, y desde entonces siempre he seguido la actualidad del equipo aunque en la universidad estudié en horario de tarde casi todos los años y no pude ir de forma regular. Cuando empecé a trabajar en la tele el equipo de baloncesto crecía y todo surgió de forma natural, creímos que se merecían algo más de protagonismo. En primer lugar realicé un reportaje especial, una crónica de la temporada, que llamamos ‘Pasos’ y tuvimos además la inmensa fortuna de que desde Diputación consideraron que era el mejor reportaje que se había hecho sobre la provincia ese año, después cambié los reportajes que elaboraba sobre cualquier deporte por una entrevista a un jugador de baloncesto cada semana, después por un resumen y una crónica, una entrevista, una par de secciones, después llegaron otros apartados, nació la tertulia… Todo surgió con mucha naturalidad.

Eres un persona muy activa que, a cada poco, nos sorprende siempre con algo que mejora lo anterior ¿donde encuentras esa motivación o ideas? ¿temes que un día se te acaben esas ideas?

Soy una persona que me aburro con facilidad y, por suerte, encuentro un estímulo tremendo en la cultura. Intento leer, aprender mucho, voy al cine o al teatro, me gusta mucho descubrir música nueva, salir de mi zona de confort… Además, y no creo que esto sea ni mejor peor que cualquier otra opción, creo que no busco en el arte un entretenimiento que te desconecte de tu día a día sino un motor que te ayuda a entenderte y a crecer. Estar atento a todo eso, más ahora con Internet, hace que siempre que quieras buscar nuevas ideas aplicables a tu trabajo puedas encontrar inspiración con relativa facilidad. Además soy de los que cree que la rutina sólo te pilla cuando tú se lo permites. Y a nivel periodístico creo que es la mejor forma, hace no mucho creo que en ‘The Morning Show’, una serie de periodistas, decía uno de los protagonistas que ningún espectador quiere ver dos veces la misma noticia y creo que tiene razón. Intento hacer un programa entretenido con fundamento y empatía que le guste a la gente que no tiene conocimientos profesionales de baloncesto.

A veces nos centramos en los grandes nombres del periodismo y lo que hacen sin saber sus grandes presupuestos ¿piensas que no se suele valorar lo suficiente el periodismo, local y cercano, que se propone en Palencia?

Creo que esta es una opinión muy extendida entre los periodistas aunque igual no llegue tanto al público en general: no hay mejor escuela que el periodismo local. Yo al menos así se lo digo a todos los estudiantes. Porque el periodismo local te pone en primera línea de batalla con capacidad para contar historias interesantes y con los medios justos para que además tengas que utilizar tu ingenio. Y te hace trabajar y te hace asumir responsabilidades desde el primer minuto. En realidad creo que un periodista de un medio nacional tiene que tener unas cualidades similares a las que tiene un periodista local y simplemente tiene que adaptarlas a su entorno. Lógicamente un medio nacional llega a más gente y eso te permite tener más medios, valga la redundancia, y más tiempo para dar forma a tus historias pero no significa que esos periodistas tengan más o menos capacidad que los de un medio regional o uno local.

Hay veces que los periodistas son utilizados para dar cierta “información que le interesa a terceros” aprovechándose de la buena fe del periodista ¿cómo se gana uno el respeto de los demás y evitar estas situaciones?

Bueno, en los últimos años han crecido mucho las filtraciones acertadas y erróneas en Palencia, y fíjate que yo creo que, aunque no lo parezca a primera vista, es un buen síntoma para el club porque significa que hay más gente interesada en el equipo, que genera más conversaciones. Respecto al mercado de fichajes, que es donde hay más información interesada porque lo que se cuenta puede transformar lo que pasa, como periodista no es algo con lo que me encuentre demasiado cómodo, de hecho me hace sentir muchas contradicciones e incluso agarrarme algún cabreo que no tendría que agarrarme. Adelantar fichajes es una competición en la que tienes poco que ganar y bastante que perder, porque revelar un fichaje antes de tiempo no le interesa a ninguna de las partes. Cuando lo sabes no es porque hayas realizado un ejercicio de investigación, es porque ha habido una filtración y te ha llegado. Y eso siempre te deja, como periodista, en un lugar débil porque firmas una información de la que no eres plenamente dueño. Aquí ya entran en juego las personas. Hay gente que maneja mucha información de la que no fiaría nunca para adelantar una noticia. Yo confío más en algo que es intangible, en saber que te relacionas con buenas personas. Gente que no hace esto para ganar protagonismo o seguidores, que son inteligentes para saber de quién fiarse o para contextualizar un movimiento y que realmente saben cómo funciona todo esto. Yo no intento diferenciarme por contar las cosas antes que nadie porque esto te suele llevar a hacer mal tu trabajo. Y no hablo sólo del resultado sino del proceso. Además creo que te coloca en una situación de debilidad. Sólo me interesa porque, como una vez me dijo un veterano del oficio, el único I+D+i de un medio es dar noticias, contar algo que la gente no encuentra en otro sitio. Pero también te digo, este verano hemos dado antes que nadie la llegada de Arturo Álvarez, de Richotti, de Massarelli, de Purifoy, de Narcis y creo que la de Zubi, si no me equivoco. Pues lo que yo creo que da valor a eso, no son los aciertos, sino el no haber fallado. 

Creo que tu periodismo siempre es propositivo y de “buen rollo”, lejos de buscar la polémica ¿puede existir una cosa sin la otra a la hora de informar?

El deporte tiene algo muy cruel y es que el trabajo de toda la semana se juzga en un par de horas. Y puedes haberlo hecho todo bien durante meses pero vales el resultado de tu último partido. Yo más que buen rollo lo que intento siempre es huir del blanco o el negro, por empatía con el trabajo de todos los profesionales y también por respeto a la hora de sentir que yo, un gran aficionado al baloncesto pero simplemente eso porque yo no soy un profesional del baloncesto, tengo una responsabilidad a la hora de limitar lo que debo juzgar y cómo debo juzgarlo. Si el tono del programa es positivo supongo que es porque en líneas generales las cosas que han pasado han sido positivas, lo cual no quita para que haya malas rachas, decisiones de gestión incorrectas o problemas habituales pero no creo que nadie deba ser valorado únicamente por lo que ha pasado en sus últimos días, soy un fiel defensor del contexto. Tampoco nos podemos engañar, la polémica es atractiva en nuestra sociedad, es el camino más rápido para realizar informaciones que la gente quiera leer, un atajo. Sólo hay que mirar cuáles son las noticias más leídas cada día, un espectador enfadado nunca cambia de canal. Pero yo al menos intento tener claro que hacer buena televisión y hacer buen periodismo son dos cosas diferentes que deben ir de la mano y aunque a corto plazo es muy laborioso, a largo plazo es gratificante.

Dado el trato que das a los reportajes de la canasta ¿Crees que el baloncesto te ha cambiado tu manera de enfocar tu trabajo o tu día a día?

Sí, claro. Yo, además de crecer profesionalmente, he crecido como persona en estos años y aprendes y te equivocas con la gente que tienes cerca. Hay conversaciones con personas del mundo del baloncesto de las que he sacado lecciones que me han servido y me sirven en mi día a día, he aprendido muchas lecciones a nivel personal de los aciertos y errores que he cometido laboralmente y luego evolucionas a la hora de contar historias. Aprendes qué funciona haciéndolo y yo he hecho muchas informaciones de baloncesto durante todos estos años.

¿Te ha tocado vivir algún momento duro o delicado estos años?

Y muchos buenos también. Supongo que momentos malos como en cualquier trabajo. Las cosas no siempre salen como pretendes y aunque creo que en Palencia casi todo el mundo rema en la misma dirección, y eso es una suerte para el club, no siempre todas las personas implicadas quieren, o están dispuestas a, exactamente lo mismo. También tú como periodista intentas tener todos los medios posibles para contar las cosas de la mejor manera y tienes que entender que no siempre puedes tener todo lo que quieres. Honestamente, destacar algún momento específico sería darle más importancia de la que en realidad tiene.

¿Es necesario tener una sobredosis de resiliencia para afrontar la crítica en tu profesión?¿Qué es para ti ser un buen periodista?

Creo que más bien todo lo contrario, lo que hay que hacer es no darle importancia. Creo que la única respuesta a la anomalía que supone el salir en los medios de forma habitual es ser consciente de que no le puedes gustar a todo el mundo y que sólo puedes dar valor a las opiniones de las personas a las que admiras. Igual que tú creo que tienes una buena impresión de mi seguro que hay bastantes personas que no la tienen, va con esto y no lo puedes cambiar. Y creo que lo mejor es no enfrentarte a ello sino entenderlo y llevarlo con naturalidad. Y respecto a ser un buen periodista… creo que lo mínimo es ser honesto a la hora de trabajar y crítico con tu trabajo para seguir creciendo. Después, en realidad, no existe un único perfil por lo que tampoco existen unas cualidades únicas que te hagan mejor o peor, un fondista no tiene las mismas cualidades que un velocista y en el periodismo hay también roles muy diferenciados en función de lo que hagas y quieres hacer ¿Qué creo que debe tener un buen periodista en general? Ejercer para contar lo que ocurre y no para querer sentirse importante o intentar influir, tener contactos es vital y también tener la capacidad para comprender de verdad lo que intentas contar y condensarlo con inteligencia. Además, el periodismo es una profesión bastante ingrata en este sentido porque muchas veces es difícil diferenciar una información hecha por un buen periodista y una hecha por uno malo. Y con las redes sociales ha empeorado más. Además, para juzgar el trabajo de un periodista, como el de un deportista, no sólo debes ver el resultado sino todo el proceso y eso siempre queda oculto.



Voy a tener que resumir mucho lo que te quiero decir en estas líneas Mario. Para mí eres un espejo en el que me miro desde hace años por tu manera de trabajar, aportándome una manera del buen hacer de las cosas desde aquellos programas de “5 minutos con Mario”. Aún recuerdo el día que me llamaste para colaborar en tu tertulia de “El bar de la Leb” para hablar de la actualidad de Palencia Baloncesto, me dejaste sin palabras y alguna que otra lagrimilla se me cayó, ya que esta oportunidad ha sido un regalo para mí. Con tu confianza en mí, has logrado que venza muchos de mis miedos y crea más en mi mismo a mis casi 40 años. Poder hacer esto a tu lado se me hace difícil de explicarlo en unas pocas palabras. GRACIAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario