Entrada destacada

Colaboración Navideña con la Fundación San Cebrián

Se acercan fechas señaladas para estar rodeados de las personas mas importantes para nosotros y en esta web vamos a aportar nuestro granito ...

miércoles, 5 de agosto de 2020

SERGIO PANIAGUA


⏫ AUDIO ENTREVISTA ⏫ 

Pulsa "Play"  arriba en la imagen de "Sound Cloud" y escucha al protagonista de la entrevista !!!





¿Quién es Sergio Paniagua?

Con casi 29 años, viví mi infancia en la localidad palentina de Villada junto con mis padres, hermana y abuelos. Cuando comencé el instituto, mi familia se trasladó a Palencia y estuve en la capital hasta los 18 años. Cuando finalicé el bachillerato me trasladé a León a cursar mi grado de Ciencias Ambientales. Posteriormente, cursé un Master de investigación en ingeniería de Biosistemas así como el Master de formación del profesorado (antiguo CAP). De forma simultánea, estuve realizando el doctorado en el área de ingeniería química de esta misma universidad, tratando aspectos relacionados con la gestión energética de cultivos convencionales y nuevos cultivos. Actualmente soy investigador en dicha universidad.

¿Nos cuentas como eres en tu tiempo libre o que aficiones tienes?

En lo que respecta a las aficiones, siempre me ha gustado practicar deporte. Principalmente el frontenis. La natación es otra de las cosas que no dejo de practicar siempre que puedo.
Al margen de los aspectos deportivos, intento leer siempre que puedo, así como también intento pasar con mis amigos el mayor tiempo posible. Viajar es otra de las cosas para las que suele haber hueco en mi agenda. Me gusta viajar acompañado y no tiene por qué ser a países extranjeros, hay muchos rincones de nuestro país que aún no conozco bien.
Pero si hay una afición que me define, y todo aquel que me conozca lo sabe, es mi debilidad por Batman. Desde que era pequeño me quedé enganchado a este personaje. Todo el mundo creía que era un hobbie de la infancia, pero a medida que leía y veía más cosas relacionadas, mi pasión iba en aumento. Además, la calidad de los diálogos de sus películas es brutal, sobre todo las de la trilogía de Christopher Nolan. Me parece que ya somos dos, eh, Rubén? (risas)

¿Cómo te iniciaste en el mundillo del baloncesto?


La verdad es que quedaría muy bien decir en este momento que desde pequeñito jugué a baloncesto, que fui ascendiendo en mis equipos y que cuando al final no tenía sitio en ningún equipo me decanté por el arbitraje, pero la historia no fue así.
Como ya he comentado anteriormente, mi afición de pequeño era el frontón; por lo que no presté especial interés al mundo de la canasta. Como aficionado a los deportes en general, sí que tenía gran cantidad de amigos que jugaban y muchas veces los acompañaba. La verdad es que yo siempre he priorizado mis estudios frente a mis aficiones y en su momento creía que no iba a ser capaz de compatibilizar el obtener unas buenas calificaciones académicas con practicar deportes que te exigían utilizar mucho tiempo libre. A día de hoy, me doy cuenta de que ese pensamiento era erróneo.
Una vez terminado mi primer Máster, cuando tenía en mente la posibilidad de empezar el doctorado, me informaron de la existencia de un curso de captación de árbitros en León y decidí apuntarme.

¿Cómo ha sido tu trayectoria arbitrando durante estos años?

Tras un primer año cargado de partidos práctica en liga escolar, así como en mini basket (partidos en los que fui aprendiendo muchas de las normas), al final de la temporada tuve la oportunidad de pitar mi primer partido autonómico. Fue en ese momento cuando descubrí que aquello me gustaba.
Después de dos temporadas arbitrando ligas provinciales y autonómica fui seleccionado por la provincia de Palencia (yo arbitro para los dos comités, ya que, aunque actualmente vivo en León, muchos fines de semana vengo a ver a Palencia a ver a mis padres) para la fase de ascenso a primera nacional. Ahí fue donde me vincularon a dicha categoría (dejémonos que el partido en cuestión no fue de mis mejores partidos jajajjaa) y al año siguiente ascendí. Desde ese año 2016 soy árbitro de primera división nacional de Castilla y León.
He participado en dos campeonatos organizados por la Federación Española de Baloncesto (FEB): el campeonato mini-basket de selecciones autonómicas de Cádiz y el campeonato de España de clubes cadete masculino celebrado en Huelva.

¿Cuesta cambiar el chip al pitar en las distintas categorías que te pueden asignar cada fin de semana?

Es una de las cosas que más me costaba, sobre todo cuando empezaba en esto. Un ejemplo, es cuando yo pito un partido Infantil, para favorecer el dinamismo del juego dicen que yo no puedo tocar el balón salvo determinadas circunstancias. Luego si me toca ir a un partido Junior, que ya es el cambio de chip, me cuesta habituarme otra vez a pedirles el balón. Hablando de criterio, no puedes sancionar lo mismo a alguien que está dando sus primeros pasos en el arbitraje que a otras personas que están más rodadas. Al final se trata de saber leer cada partido y que el partido fluya.

¿Es asumible toda la presión o factores que puedes tener como árbitro dentro y fuera de la cancha?

Nosotros no sólo somos árbitros durante la hora y media que dura el partido. Continuamente los árbitros somos evaluados, tanto a nivel teórico como a nivel físico. De hecho, detrás de los partidos existe un trabajo previo y posterior que el espectador se pierde (exámenes mensuales, scouting, pruebas físicas, auto informes, vídeo test, etc.)

¿Alguna vez te has sentido mal anímicamente en un partido y alguien se ha preocupado por ti?

Lamentablemente si he salido alguna vez de la pista por los suelos. También es debido a que no todos tenemos nuestros mejores días siempre, y si a eso añades que el resto de gente te ha increpado todo el partido, pues no gusta. Me gustaría marcar un punto de inflexión con un ejemplo: si yo voy por la Calle Mayor dando un paseo y veo a una persona que tira un chicle al suelo, no le empiezo a recriminar lo que ha hecho. Esto se debería aplicar a la cancha de baloncesto.

En los partidos que te he podido ir a ver, se nota que te gusta arbitrar y te diviertes. ¿Sería posible verte hacerlo en otras categorías superiores?

En lo que respeta al futuro, mentiría si no dijera que me gustaría seguir ascendiendo de categoría, aunque soy consciente de que eso no va a llegar si, como intento hacer en cada partido, no salgo a divertirme. Al igual que un jugador disfruta cuando su equipo gana, yo también lo hago cuando salgo con la sensación de que el equipo arbitral se va con los deberes hechos.

Tu trabajo en la cancha siempre está bajo la lupa ¿Crees que los jugadores/técnicos también deben ayudar a hacer mejor el trabajo del árbitro en vez de entorpecerlo?

Afortunadamente el baloncesto está avanzando en este aspecto, cada vez todos se conciencian y empatizan con la labor del árbitro porque es una parte esencial de este deporte; es un cambio radical y en pro del baloncesto. Nosotros, como árbitros, también debemos ponernos al día en otras cosas como entender como ataca un equipo, como defiende, ver más baloncesto...y de esta manera nos irá bien a todos.

Para romper un poco hielo, seguro que estos años te ha pasado algo curioso y que se pueda contar ¿no?

Si, que tengo un par cosas por ahí (risas). La primera es que una vez, cuando fui a realizar el salto inicial en un partido, me di cuenta de que no tenía silbato unos 30 segundos después de comenzar el partido. Por suerte no hubo nada que pitar y en cuanto pude me acerqué al vestuario y lo cogí. La segunda ha sido hace poco, iba a marcar una canasta que no tenía clara si era de 2 o de 3. Pues justo en ese momento me entró la tos y se me cerraron los ojos para estornudar; no pude ver de cuanto era la canasta y la di de 3, aunque al entrenador del otro equipo no le hizo mucha gracia porque me protestó.

¿Piensas que hay jugadores, técnicos o gente que durante los partidos intentan buscar las “cosquillas” al árbitro y jugar también ese factor para sacar su beneficio?

Aquí no hay poli bueno y poli malo, lo que hay son intereses. Cuando yo voy a pitar un partido, ese entrenador se está jugando que le echen y es innegable que él va buscar lo suyo y tú lo tuyo. Mi deber es ser equitativo y hacer las cosas con criterio, es verdad que te intentan buscar esas cosquillas, pero yo marco hasta donde llega esa relación, tenemos que tener es convivencia mutua.

¿Cómo te defines como árbitro? ¿Te gustaría que te comparasen con alguien?

Creo que no es bueno compararme con nadie, ni que me comparen con nadie; cada árbitro es único. Creo que lo que me define como árbitro, y lejos del mundo del baloncesto, es una palabra que está por encima de todas, la personalidad. Yo trabajo esta faceta en mí día a día, me puedo equivocar o acertar, pero que sea porque siempre hay un trabajo previo y que no sea fruto del azar.

Ahora como árbitro veterano verás cómo se comportaban los jugadores/técnicos cuando tú eras novato y como lo hacen ahora ¿Intentas ser el “escudo” de tu segundo en los partidos cuando hay situaciones complicadas?

Contextualizándolo un poco, en un partido siempre hay un árbitro principal y otro auxiliar. Ni mucho menos quiere decir que el auxiliar sepa menos que el principal. El principal se suele encargar de las cosas “gordas” a sancionar, esta tarea lleva una gran responsabilidad que ahora me toca asumir a mí. Es importante hacer ver que tu compañero está respaldado, pero no sobreprotegido, y ese es el tira y afloja que suelo tener. Basado en mi experiencia yo intento enseñarles, pero no regañarles.

Yo cuando estoy en la grada, lo paso mal cuando se insulta o menosprecia a un rival o árbitro. Viendo algún partido de baloncesto ¿has vivido esta situación incómoda?

Aunque es algo aislado, sí que parece que hay alguna persona que paga una entrada simplemente para criticar todo, y alguna vez sin conocimiento de lo que está diciendo. Hay veces que me he tragado la lengua y otras les he contestado con argumentos, quedando retratados al momento. Debemos centrarnos en lo que nos une, el Baloncesto.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de estos años?

Me encanta arbitrar y tengo miles de recuerdos de todos los momentos vividos o amigos que he ido haciendo. Quizás, el más destacado, es cuando fui a pitar el Torneo Mini de Miranda de Ebro (torneo previo al Campeonato de España de Cádiz) en el que coincidí con determinadas personas que, a día de hoy, son mis mejores amigos. Resultó ser un nexo de unión muy importante, y posterior a estos días fuimos al “Buesa Arena” (Vitoria) a ver un partido entre el Baskonia y el Bilbao pitado por Jorge Martínez, uno de los formadores que tuvimos esos otros días.

¿Alguna cosilla más que nos quieras decir?

Me gustaría darte las gracias por haber pensado en mí, para una de tus primeras entrevistas, te auguro un futuro prometedor en este proyecto porque vas a dar algo diferente a lo que ya tenemos. En segundo lugar, quiero animar a esas personas que por alguna razón han tenido el gusanillo de ser árbitro, que lo hagan y lo prueben porque merece mucho la pena. Gracias a todos.


Desde esta web damos las gracias a Sergio por haber colaborado con nosotros para esta entrevista.También te agradezco que te hayas cruzado en mi camino y ,poco a poco, estamos haciendo las bases de una buena amistad. No sólo nos une el baloncesto y poder compartir un cafetito acompañado de una buena charla, es algo que tenemos que convertir en rutina. Aunque con la moneda de "dos caras" que tienes, siempre tienes las de ganar a la hora de pagar (risas).

2 comentarios:

  1. Este señor es un gran árbitro que promueve buen ambiente durante el juego y también en las paradas. Aparte de ello, sus decisiones son justas y es posible siempre dialogar respecto a las situaciones que suceden. Así que ole por Sergio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Dani, ya se lo hacemos llegar a Sergio y perdona por la tardanza en responder. Un saludo!!!

      Eliminar