viernes, 24 de julio de 2020

ROMÀ BAS



  ⏫ AUDIO ENTREVISTA ⏫

Pulsa "Play"  arriba en la imagen de "Sound Cloud" y escucha al protagonista de la entrevista !!!





¿Quién es Romá Bas?
Soy una persona de 37 años que lleva la mayor parte de la vida, por no decir toda, jugando al baloncesto. Gracias a mi familia, tanto paterna como materna, que han jugado al baloncesto, como tíos, primos,.. Me encanta la naturaleza, el rock, pero lo que más adoro, mucho, mucho, muchísimo, es a mi hijo, que acabo de tener con Garazi, mi pareja, y que se llama Marc.
¿Cómo fueron tus inicios en el baloncesto?
Empecé a jugar en el club de baloncesto de mi pueblo, el Joventut Xávia. En esa etapa jugaba con mis amigos, muchos de los cuales lo siguen siendo; y estuve allí hasta la categoría de cadete cuando me marché a Gandía a tomar otro rumbo y empezar otra etapa más seria en esto del baloncesto. En esos momentos, Gandía era un referente a nivel de cantera y era el equipo que plantaba más cara al todopoderoso Pamesa Valencia, y allí estuve durante 7 años.
¿Pensaste que llegarías donde has llegado?
La verdad es que no. Cuando se empieza en esto se hace por puro hobby. No pensaba en una meta, ni tenía aspiraciones de ello. Las cosas me han ido viniendo rodadas, pero poco a poco y con mucho trabajo. Cuando me quise dar cuenta, ya estaba metido de lleno en un entorno profesional, había sucedido de manera natural. Nunca imaginé jugar en tantos sitios y que las cosas me fueran tan bien.
Has vivido muchos momentos estos años ¿Con qué te quedas?
Me quedo sobretodo con la gente y los sitios que he conocido, me considero afortunado. A día de hoy, conservo muchos buenos amigos que he hecho en el baloncesto, de hecho mi actual pareja la conocí de mi etapa en Palencia. La gente y las vivencias son lo mejor, junto a las alegrías deportivas que, en mi caso por suerte, han sido muchas. No sólo títulos y ascensos, sino también con realizar una buena temporada como el año en Pamplona (primera temporada en Leb Oro), allí me demostré a mi mismo que tenía la capacidad para jugar en esta categoría.
¿Tienes alguna espinita clavada?
No tengo ninguna, lo fácil sería decir que no jugar en ACB. Esto no es, ni era una situación que dependiese de mi. Yo he puesto todo lo que estaba en mis manos para hacerlo lo mejor posible. Cierto es que he conseguido 4 ascensos y no se han podido materializar por las circunstancias. Eso no estaba en mis manos y era algo ajeno a mí. Yo tengo la conciencia tranquila, creo que he trabajado mucho y bien durante mucho tiempo y por eso no tengo ninguna espina clavada.
Los profesionales del deporte sois bastantes maduros mentalmente, creo que debido a lo que tenéis que sacrificar hasta llegar a vuestra meta ¿Qué has sacrificado tú y cómo lo has afrontado?
He sacrificado mucho, sobretodo al principio cuando me fui a Gandía; yo estaba muy unido a mi familia y amigos. Lo que más sacrificas es pasar tiempo con ellos, estar acostumbrado a tener un tipo de relación con ellos y empezar a perderte fechas, eventos,...al principio cuesta, pero con los años te acostumbras. Para mí, este deporte era lo que más me gustaba. Afronté este reto del baloncesto para ponerme a prueba a mí mismo y ver hasta donde podía llegar. La recompensa a merecido la pena.
Dicen que sitio donde juegas, sitio donde dejas una huella personal increíble ¿Qué aportas a las personas para que te valoren tanto?
Intento ser buena persona y devolver el cariño que recibo. Tengo muy buenos recuerdos de todos los sitios en los que he estado. Cada etapa o temporada son diferentes y las circunstancias distintas, pero al final todo el mundo me ha transmitido mucho cariño y yo he intentado devolverlo. No pretendo nada más y sólo quiero ser buena persona porque es lo que me han enseñado.
No eres un jugador que cambie de equipo frecuentemente y eres más de ciclos en cada Club, como Burgos, Palencia y ahora en Castellón ¿Ha sido casualidad o te gusta echar raíces allá donde vas?
Al final depende un poco de la situación de cada Club. Yo he estado en muchos sitios diferentes y he tenido un poco de todo, con etapas de más estabilidad. Cuando me he ido haciendo veterano he ido buscando un poco más esa estabilidad. Después de 3 años en Palencia, ahora estoy en otra etapa en Castellón de 3 años. Llevo toda una vida viajando mucho, es una vida muy ajetreada y estresante en la que al final acabas necesitando buscar un poco esa estabilidad de la que hablo.
¿Lo más duro que puede tener un jugador es que a la hora de renovar no cuenten contigo o que las explicaciones brillen por su ausencia?
No me resulta lo más duro. Yo soy claro y sincero y me gusta que lo sean también conmigo. Si alguna vez no lo han sido, en algún sitio, tampoco le doy más importancia. Creo que las cosas hay que hablarlas y ser sinceros, tenemos que asumir que esto es un trabajo y te puede querer o no, así que si no te quieren te buscas otros horizontes y ya está.
Pregunta marca de la casa ¿Tienes alguna manía?
No sé si se puede considerar manía o no, pero suelo jugar con las mismas mallas, camiseta interior y calcetines durante los partidos. No tengo rutinas especiales ni antes, ni durante y ni después de los partidos. Lo que si hago es ponerme la camiseta de juego después de la charla del entrenador y la dejo en el banquillo hasta entonces.
Ya llevas unos años siendo referente en la Leb Oro, pero tu dinámica de juego sigue siendo la de currar haciendo el trabajo que no figura en las estadísticas ¿Estás cómodo en ese rol?
Sí me he sentido cómodo en ese rol, aunque es muy bonito meter 20 puntos en cada partido. Hay trabajos que son igual de importantes aunque no todo el mundo los valore. Yo me he sentido muy valorado durante mi carrera por este tipo de trabajo y me he sentido cómodo en este rol de hacer equipo o piña. No he sido un jugador de aportar grandes valoraciones, pero sí creo que he aportado otras muchas cosas de las que no salen en las estadísticas.
Garazi y tú habéis sido padres hace unos pocos meses, otros deportistas comentan que por esta nueva rutina se suelen lesionar más ¿Estás preparando alguna rutina especial para evitar lesiones?
No la tengo porque tampoco he tenido la oportunidad de planteármelo. Cuando Marc ha nacido nos hemos visto inmersos en la situación del COVID-19 y hemos dejado de entrenar. Así que aun no he podido comprobar de primera mano la dureza que comentan que es el hecho de tener un hijo y tener que entrenar, desplazarte, partidos… ahora estoy en casa y no tengo que hacer ese esfuerzo, no sé si lo hubiese hecho porque no me lo he llegado a plantear, pero hubiese intentado descansar lo mejor posible y tener una buena alimentación.
Aunque te queda cuerda para rato en las canchas, cuando llegue el momento de colgar las botas ¿Qué tienes pensado hacer?
Esta es la pregunta del millón… Yo dejé de estudiar hace mucho tiempo y me he arrepentido, ya que he malgastado mucho años y podía haber estudiado algo. Ahora estoy intentando hacer la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años y después hacer algún tipo de Magisterio o Educación Física. Si que aconsejaría a los jóvenes que estudien y no hagan como yo, que no desperdicien tantos años. La vida de jugador profesional está muy bien, pero tiene su fecha de caducidad y salvo que juegues en un equipo TOP de ACB, no te ganas la vida para vivir sólo de ésto los años siguientes.
A nivel psicológico eres de las personas más fuertes que he visto. Has superado una lesión de un año entero sin jugar y lograr 4 ascensos a la ACB sin llegar a consumarlos. ¿En qué has basado tu motivación para seguir jugando?
Al final el baloncesto empezó siendo mi hobby y se ha convertido en mi trabajo. Desde que era pequeño es lo que me ha gustado hacer y mantener la motivación ha sido sencilla. Las cosas que no puedes controlar como lesiones o no ascensos, tampoco te tienen que descentrar y perder más tiempo del debido. A parte, soy bastante testarudo y cuando las cosas se complican me gusta, porque me pongo a prueba a mí mismo. No sirve de nada lamentarse, ni te va ayudar a nada, hay que ser lo mas optimista y positivo que se pueda para continuar hasta el día de hoy.

Para acabar quiero dar las gracias a Romà porque él sabe todo lo que me ha ayudado con temas personales en el pasado y ahora que le vuelto a necesitar, me ha ayudado sin dudarlo. Eres muy buena persona y dejas una bonita huella en el camino de los demás. Ahora en esta nueva etapa que comienzas con Garazi y Marc, os deseo todo lo mejor y seguro que vais a disfrutar de esta nueva etapa en la que vais a ser unos grandes padres. Gracias también a Saúl (jefe de prensa de Tau Castelló) por ayudarme con las gestiones para esta entrevista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario