Entrada destacada

Colaboración Navideña con la Fundación San Cebrián

Se acercan fechas señaladas para estar rodeados de las personas mas importantes para nosotros y en esta web vamos a aportar nuestro granito ...

viernes, 3 de julio de 2020

CAMPUS BALONCESTO DEL CB PALENCIA


¿Cuál es el objetivo y lo que ofrece el club a la cantera en este campus?

Los objetivos principales del campus son varios. El primero permitir a los jugadores del Club y a todo aquel que quiera, puede ser de un club diferente o simplemente no jugar de forma habitual a baloncesto, poder seguir trabajando y disfrutando del baloncesto en el periodo de verano de una forma diferente, conociendo a niñ@s nuevos o que incluso que siendo del club, no hagan los entrenamientos en el mismo colegio. Por otro lado, para que los padres puedan conciliar el periodo estival con el trabajo. Esos serían los dos aspectos más significativos que puede haber.
Dentro de las actividades que desarrollamos en el Campus, la fundamental es aumentar los recursos técnicos de los jugadores, de forma que en las aproximadamente dos horas y media de trabajo en pista puedan adquirir nuevas herramientas de otros entrenadores que normalmente no suelen ser los que les entrenan durante la temporada. Casi siempre intentamos que se puedan hacer los ejercicios de forma lúdica que para los jugadores sea más fácil adquirir los conceptos que queremos trabajar y posteriormente ponerlos en acción en el juego real o semi-real mediante el 5c5 y el 3c3. Además nos gusta hacer el último día una prueba de habilidad en la que ponemos a los participantes a ejercicios iguales a los que han trabajado durante la semana y “compitan” entre ellos, además de hacer concursos de tiros individuales, por parejas o por equipos.
Normalmente estamos en el campus el coordinador y un entrenador/monitor por cada 10-12 niños, dependiendo de cómo cuadren los grupos. A lo mejor puede variar, pero ese sería el ratio aproximado que usamos en todos los campus, bien sea este de veranos o bien sea en Navidad, Carnaval o Semana Santa. Creemos que para mejorar los aspectos técnicos cuando menor sea el grupo de trabajo, más tiempo puede dedicar el entrenador a corregir y explicar a los jugadores.

Dada la situación derivada por el COVID-19, seguro que ha tenido mucha influencia a la hora de organizarlo y todos los nuevos protocolos ¿cómo lo estais gestionando?

Pues los protocolos están hechos de acuerdo con las normativas vigentes tanto del Ministerio de Sanidad como de la Junta de CyL en cuanto a las restricciones de aforo forma y distancia social que deben tener cada uno de los participantes, normas dentro de las instalaciones y relación con el resto de usuarios, de esta forma, adaptándolo, la actuación que llevaremos a cabo todos los días serán las siguientes: control de temperatura a la entrada de la actividad con un límite fijado en 37,5ºC, si en el momento de la entrada algún participante tiene una temperatura superior no podrá entrar en la instalación. Si es inferior, una vez que pasan a pista y se higienizarán las zapatillas en unas alfombrillas con agua y lejía, dejarán la mochila y demás cosas que lleven, separadas de las de los compañeros y se lavarán las manos con agua y jabón y se secarán las manos con toallas desechables que tirarán en una papelera con tapa y pedal y con doble bolsa de basura, como marca la normativa vigente, posteriormente se quitarán la mascarilla introduciéndola en una bolsa que les facilitamos con su nombre para evitar que esté dentro de la mochila purulando.
Una vez que estén listos cogerán un balón marcado con un número para desarrollar la mayor parte de la sesión, que a no ser que sea indispensable, únicamente manipularán ellos. Antes de comenzar el tiempo de almuerzo, se volverán a lavar las manos con agua y jabón y se les tomará la temperatura de nuevo. Tras el almuerzo se volverán a lavar las manos con agua y jabón y volveremos al trabajo que toque. Antes de salir de la instalación se volverán a lavar las manos, se pondrán la mascarilla y ya podrán salir. También tenemos en cada pista un dosificador de gel desinfectante, pañuelos desechables y papelera a disposición de los participantes para que cuando se crea conveniente o los monitores lo estimen oportuno hagan uso de ello.

Ha sido un trabajo muy costoso de hacer tanto a nivel burocrático como económico pero es nuestra responsabilidad dotar a todos los participantes y entrenadores que estamos en la actividad de la mayor seguridad posible y por supuesto siempre con las normas que nos exijan las autoridades competentes.

Hilando con la pregunta anterior ¿qué respuesta de solicitudes se están teniendo? ¿hay muchas inquietudes en las familias?

Pues esta pregunta también me gustaría saberla a mi (risas) pero como todo en estos momentos está lleno de incertidumbre, por un lado tenemos aspectos que nos pueden indicar que será un año con más afluencia como es que somos el único club de la capital que tendrá campus de baloncesto este verano, que l@s niñ@s han estado mucho tiempo en casa y posiblemente han adquirido “vicios” de tipo pantalla los cuales hay que intentar reducirlos, además de la relación tan escasa que han tenido durante estos meses, además de haberse visto privados de poder hacer un deporte como el baloncesto, que es muy diferente a salir a andar, correr o anda en bici con papá y mamá o los amigos, estos son las cosas que nos impulsaron a sacar el campus y por luchar para que saliese adelante, dar una pizca de esperanza de 5 semanas en las que los amantes del baloncesto podamos disfrutar después de más de cuatro meses en los que únicamente lo hemos podido ver por la pantalla.
En cuanto a los aspectos negativos lo que observamos son tres cosas fundamentalmente, la primera es el “miedo” que tienen las familias a la hora de llevar a los niños a un lugar en el que se van a relacionar con más niños, pero que desde el Club y como te he comentado antes, las medidas son las que no exigen las instituciones e incluso alguna más que nos hemos tomado la libertad de ampliar porque creemos que así lo debemos de hacer, mejor que haya exceso que no que haya falta de ellas.
El segundo de los aspectos desfavorables es el escaso tiempo que hemos tenido para anunciar y publicitar el campus, menos de 15 días desde que la JCyL y la instalación nos confirman las condiciones en las que debemos realizar la actividad. Tiempo muy inferior al que tenemos normalmente, otro años comenzamos a lanzar la información pasadas las vacaciones de Semana Santa y las familias tienen mucho más tiempo para organizarse. Nosotros fuimos un paso por delante y comenzamos a organizar todo desde primeros de mayo, mirando protocolos de otras comunidades autónomas que iban por delante de nosotros en la desescalada y viendo en que dirección podían ir las cosas. Además de realizar el protocolo había que hacer las hojas de Declaración Responsable que deben firmar los padres y demás autorizaciones y documentación necesaria que hemos tenido que hacer para la correcta realización del campus e ir modificándola según nos iba llegando información más actualizada de las instituciones.
Y el tercero de los problemillas que se aprecian es las familias al no tener piscina, ese ratito de ocio, con qué actividad se va a cubrir. Este es uno de los hándicap que hemos tenido y que nos ha hecho tener que adapta las sesiones con actividades que sean atractivas para los participantes. De esta forma nos vemos obligados a buscar alternativas y van surgiendo algunas, como puede ser realizar actividades en inglés o por lo menos en las que la componente del idioma sea la que abunde, realizaremos una sesión de fotos a los participante que posteriormente diseñaremos para intentar que tengan un recuerdo más amable de este campus algo diferente, buscaremos también deportes o juegos alternativos, otra de las actividades que tenemos en mente es proyectar ejercicios de detalles técnicos para que puedan copiarlos e incluso grabar sus movimientos y poder verlos más detenidamente para que la capacidad de mejora aumente, y así unas cuantas actividades más que nos hagan poder mejorar y dar una vuelta a ese espacio que nos deja libre el no la actividad de piscina.
Teniendo esos puntos a favor y en contra y una vez más, con la incertidumbre que podemos tener, creemos que como mínimo vamos a tener la aceptación de otros años, entendiendo que todos los aspectos se equilibrarán y pudiendo mejorarlo a medida de que las familias vayan viendo que la actividad sale adelante sin problemas y que desde el Club nuestro mayor interés es que los niños vayan poco a poco retomando actividades y que vuelva a disfrutar de la magia de baloncesto, sin miedo pero con respeto.

Sois el único club que de momento organiza un campus ¿qué os ha impulsado a dar este paso?

Si, está unido al final de la pregunta anterior, desde el Club Baloncesto Palencia, tanto directiva y el presidente Pablo en primera persona como yo, desde que vimos un pequeño rayo de luz decidimos que teníamos que hacer algo por l@s niñ@s, intentarlo hasta el final y si se podría hacer, fantástico, como satisfactoriamente ha sido el caso y qué bueno que si al final no podía ser por las restricciones sanitarias, pues no quedarnos con la espinita de no haberlo intentado, porque creemos que l@s niñ@s llevan demasiado tiempo en casa y que les tenemos que intentar devolver poco a poco la ilusión de coger de nuevo un balón, les tenemos que facilitar las cosas a la hora de poder jugar y que mejor forma que con un campus que aunque con las limitaciones que tiene, estamos preparando con toda la ilusión para que todo el que quiera pueda participar y tomar de nuevo contacto con el balón, los compañeros, la canasta…
Desde el Club muy satisfechos de haberlo podido conseguir y que al final l@s niñ@s se lo pasen bien y disfruten, que es lo que en todo momento deseamos.

Desde MasQueBasketpal damos la gracias al Club de Baloncesto Palencia y a Eduardo Gónzalez por facilitar la información a esta web sobre su octavo Campus de Baloncesto y responder a nuestras preguntas. Ya sabeis que aquí estamos para lo que necesiteis !!!

Fotografías cortesía del CB Palencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario